Me notificó un receptor judicial

Rápido: sólo tienes 4 días para defenderte. Puedes pedir una reliquidación, revisar que la demanda haya sido correctamente presentada e incluso la prescripción de la deuda.

Me embargaron ¿qué hago?

Rápido: tienes diez días para presentar una tercería de dominio, donde se demuestra que los bienes embargados son de un tercero o teceros ajeno(s) al juicio. En el caso de propiedades o automóviles, sólo te queda negociar el pago y luego alzar el embargo.

No puedo pagar una deuda

Se iniciará una demanda en tu contra, con juicio ejecutivo. Tu casa, auto y otros bienes están en peligro: Defiéndete. Si vives en casa de tus padres, los bienes de ellos también peligran.

Este papel ¿es una demanda?

En la parte superior debe indicar número de rol, nombre del juzgado civil. Debe indicar nombe de la empresa demandante y del demandado, el procedimiento y debe estar firmado por un juez y el secretario del juzgado. Debe indicar nombre del receptor judicial.

Me citaron a “confesar deuda”

Tu acreedor no tiene un cheque o pagaré, debes presentarte y negar la deuda. Así lo obligas a demostrar que la deuda existe, juicio más largo que te permite ganar tiempo.

Vino un receptor judicial

y trajo una demanda a nombre de un arrendatario anterior. Muéstrale el contrato de arriendo a tu nombre, por ningún motivo recibas la demanda, anota el rol y juzgado de la causa.Tus bienes están en peligro de embargo, presenta una tercería de dominio urgente.

Ley de Quiebras para PYMES

Hacemos Liquidaciones de bienes para pagar las deudas de tu empresa. Si no alcanza a pagar todas las deudas con la liquidación, el saldo se da por pagado.
Se eliminan antecedentes de DICOM. Saneado 100%, libérate del problema.

No pierdas tu casa!

¿Tienes una propiedad y estás endeudado? No la pierdas, renegocia o liquida usando la Ley de Quiebras. Te ayudamos a ahorrar en intereses y gastos de cobranza, rebaja la deuda, negocia bien asesorado. Limpia tus atecedentes y vive tranquilo.

Evita el remate judicial

Siempre es mejor renegociar, vender anticipadamente y liquidar la deuda. El remate judicial te perjudica en precio y además hay que pagar el costo del remate, que no es menor. Asesórate con nosotros no pierdas tus bienes.