1. ¿Qué requisitos debo cumplir para declararme en quiebra?

a) Tener 2 o más deudas vencidas:

Por más de 90 días corridos,
Actualmente exigibles,
Que provengan de obligaciones distintas, y
Que sumen en total más de 80 Unidades de Fomento.

b) No haber sido notificado de una demanda de liquidación forzosa o de cualquier otro juicio ejecutivo iniciado en su contra, que no sea de origen laboral.

Para optar a la liquidación o para la reorganización, el único requisito es ser insolvente.

2. ¿Qué tipo de solución estipula la ley para las personas en quiebra?

La ley contempla el procedimiento de renegociación y liquidación de persona deudora. Esta ley también beneficia a pequeñas y medianas empresas, a través del procedimiento de reorganización y liquidación de empresas deudoras.

Personas naturales, la liquidación es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Persona Deudora, con el objeto de pagar a sus acreedores.
Empresas: la liquidación de empresa es un procedimiento judicial que tiene por finalidad la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Empresa Deudora con el objeto de pagar a sus acreedores, cuando ésta no es viable. Si la empresa es viable, la Reorganización de empresa es la alternativa y esta consiste en un procedimiento judicial, que tiene por finalidad la reestructuración de los pasivos y activos de la Empresa Deudora.

3. ¿El trámite se hace de manera personal?

Cumpliendo con los requisitos para la renegociación debe concurrir directamente a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento para someterse a un procedimiento administrativo y gratuito. La Superintendencia actúa como facilitadora de acuerdos entre la Persona Deudora y sus acreedores. Este procedimiento tiene por finalidad la renegociación de las obligaciones del deudor o la ejecución de sus bienes para el pago de sus obligaciones vigentes.

4. ¿Se termina pagando todo lo que debo o puede haber condonación de deuda?

Con la liquidación de los bienes se paga las deudas y el saldo se extingue, no quedan deudas pendientes. Con el procedimiento de renegociación de persona deudora, como la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento actúa como mediador, los acreedores de la persona deudora pueden rebajar y condonar intereses, extender el plazo para el pago e inclusive rebajar el capital.

5. ¿Qué pasa con mi Dicom tras realizada esta gestión?

Al finalizar el proceso, como las deudas de una persona se encuentran renegociadas o liquidadas; dependiendo del procedimiento al que la persona se acoja, las deudas se eliminan de Dicom y de cualquier otro registro. La misma ley establece la rehabilitación financiera del deudor y se elimina cualquier antecedente de morosidad.

6. ¿Puedo acogerme a esta ley si soy PYME? 

Las PYMES pueden liquidar o renegociar, al igual que las personas naturales.
Además cuentan con el artículo undécimo de la Ley 20.416 (Estatuto Pyme) que sumado a la protección financiera concursal de esta ley, podrían entregar hasta 180 días de suspensión de los embargos, remates y juicios pendientes, y así preparar tranquilo la reorganización.

¿Renegociar o Liquidar?

Eso dependerá de lo siguiente:
a) si  Ud tiene algun bien inmueble, alguna propiedad
b) bienes muebles de valor (auto, joyas u objetos que le puedan embargar y liquidar)
c) y lo más importante: no quiere perder sus bienes.

Si algunas de las 3 opciones anteriores lo representan a Ud, lo que debe hacer entonces es renegociar con sus acreedores. En caso contrario, si Ud no tiene bienes inmuebles o bienes muebles de alto valor, entonces le conviene hacer liquidacion.

Efectos de una renegociación:
a) se presenta una propuesta, que debe ser asociada a sus necesidades.
Por ejemplo:
Si ud gana, $1.000.000, y sus deudas a pagar mensualmente son por $1.200.000, entonces lo que le conviene a ud es ofrecer una repactación, no importa el plazo (no superior a 12 años y medio) Se puede dejar una tasa de interes del 0%, asi como tambien se puede ofrecer que le condonen un porcentaje de la deuda (se pide entre un 10% a un 20% de rebaja de la deuda), lo que te deja con un menor capital, y claramente, pagará cuotas más bajas.
b) Sus acreedores pueden aceptar o rechazar. Si rechazan, Ud puede presentar una nueva propuesta. Si esta nueva propuesta es aceptada por el 50% de sus acreedores (se calcula en base al porcentaje adeudado), entonces su renegociación se entiende por aceptada, y todos los acreedores deben valerse por la misma.
c) En caso de que no sea aceptada en ninguna de las 2 instancias, el proceso pasa a llamarse Liquidación Forzosa, que es similar a solicitar una liquidacion (remate de sus bienes) para así dar por pago a sus acreedores.

Efectos de una liquidacion voluntaria:
a) Hace una lista de todos y cada uno de los bienes de los cuales es dueño, indicando aquellos que no son embargables. Entre los no embargables, se encuentran: refrigerador, ropa, libros asociados a una profesion, comedor, sillas, vajilla, camas, etc.
b) Se debe hacer respresentar por un abogado.
c) Se hace la presentación y el juez determina que se rematen los bienes embargables. Estos serán retirados por el juzgado y llevados a remate. De lo que se logre de ellos, se pagaran sus deudas. Si faltara dinero para pagar el 100%, el restante se dará por extinguido.

Un ejemplo:
Sus bienes, en totalidad, suman $10.000.000 y su deuda en total suma $30.000.000 Se rematan los bienes en esos $10.000.000 y se descuentan los gastos y honorarios, dejando un total de $8.000.000 Con eso se pagan sus deudas, quedando un saldo de $22.000.000. Ese saldo se entiende extinguido en su totalidad, no pudiendo ser cobrado por sus acreedores.

La ley indica que solo se puede tirar a quiebra cada 5 años.